.

Una vida en preparacion

Istagosthi Virtual » Srila Prabhupada Katha » Una vida en preparacion « Previo Próximo »

Autor Mensaje





Web Servant

Nombre de Usuario: Admin

Mensaje Número: 1366
Registrado: 12-2002
Enviado Sábado, 17 de Marzo de 2007 - 09:21 pm:   



Una vida en preparación
Narrado originalmente por un Pujari de la casa de Sri Adwaita Acarya en Santipura, Bengala Occidental
por Mulaprakrti devi dasi

Esta historia fue escuchada en Mayapura en 1980. Un hombre llegó al Caitanya Candrodoya Mandira llevando consigo una copia de la revista "De Vuelta al Supremo" con un artículo acerca de Srila Prabhupada, titulado "Una Vida en Preparación".

quote:

Recientemente me ocurrió una asombrosa realización que quiero compartir con los devotos de todas partes. He sido el pujari y sevaite de la casa de Adwaita Acarya por muchos años, también estuve allí en las décadas de 1940 y 50's. En ese momento noté que un devoto grhasta Bengali acostumbraba venir al templo regularmente, estaba ataviado con un khadi dhoti y kurta blancos y siempre venía solo, se sentaba en la parte trasera del Mandira sin hablar y cantaba harinama en su mala muy silenciosa y profundamente. Me dí cuenta que venía en los fines de semana, normalmente una vez cada mes o cada dos meses en forma regular. Cuando se despedía después de cantar allí por muchas horas siempre me daba las gracias, su presencia era profunda y me volví atraído por él, ya que su devoción era solitaria, nunca le hablé para no molestarlo. Algunas veces me percaté que mientras él estaba cantando sus ojos se llenaban de lágrimas y su voz se ahogaba.

Luego por un largo período de tiempo no vino, sin embargo claramente recuerdo que en Agosto de 1965 ví a un sannyasi vestido de color azafrán sentado en la parte trasera del Mandira, en un momento determinado lo reconocí que era mi viejo amigo de antes. De nuevo se sentó por mucho tiempo y cantaba Hare Krsna. Podía ver sus cuentas moverse, sus ojos cerrados con cocentrada devoción, él estaba llorando sin avergonzarse incluso más que lo que solía mientras cantaba el Santo Nombre. Finalmente cuando la noche llegaba, dió su dandavat pranama durante mucho tiempo. Cuando se levantó se me acercó y nuevamente me agradeció por mi seva aquí en Adwaita Bhavan. Le pregunté "¿quién eres?, te recuerdo de hace mucho tiempo".

Me respondió: "Mi nombre es Abay Caranaravinda Bhaktivedanta Swami Maharaja, soy un discípulo indigno de Su Divina Gracia Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakura, Srila Prabhupada, mi divino maestro. He estado viniendo aquí por mucho tiempo porque mi Gurudeva me ha encomendado una misión imposible, su deseo era que cruzara el océano y fuera a los países occidentales a difundir las sublimes enseñanzas de Sri Caitanya Mahaprabhu, hay innumerables almas allá que nunca han escuchado de Sri Sri Radha-Krishna y por lo tanto están sufriendo enormemente. Desconozco cómo es que será exitosa esta misión así que he estado viniendo a esta casa especial de Adwaita Acarya, donde él, Nityananda Prabhu y Sri Caitanya Mahaprabhu se reunían para planear el movimiento de sankirtana. Fue aquí que se inauguró la inundación de amor por Dios que se extendió por India y continúa hasta estos días. Así que he estado orando muy seriamente aquí por que que todos ellos me den su misericordia para que de algún modo me empoderen y me guíen. Quiero satisfacer el deseo de mi gurudeva pero no me siento cualificado para realizar esto".

Mientras me estaba hablando ví nuevamente lágrimas cayendo sobre sus mejillas, luego continuó: "Mañana estoy saliendo para Calcuta para zarpar en un barco que cruzará el océano hacia América. No sé qué ocurrirá allá, pero estoy orando muy seriamente aquí por ayuda". Luego muy humildemente pidió mis bendiciones. Realmente me conmovió la sinceridad y determinación de este Vaisnava del cual observaba su partida en su viaje.

Unos años después comencé a notar que por primera vez Vaisnavas blancos llegaban a visitar a Adwaita Bhavan, usaban dhotis y saris y cantaban en una mala de tulasi. Nunca hablé con ninguno pero luego uno de ellos me dió esta revista de Norteamérica "De Vuelta al Supremo". Mientras miraba las fotografías, de repente reconocí una pintura del Fundador-Acarya quien había llevado la Conciencia de Krishna al Occidente, era un retrato de mi amigo, Bhaktivedanta Swami, quien había venido aquí y rezado anteriormente por tantas veces, entonces comprendí que él había cumplido esa misión imposible dada por su Gurudeva. Me dí cuenta que realmente fue él, quien comenzando solo y sin pretensión, quien había logrado este glorioso milagro contra todas las adversidades.

Tan pronto como ví esto vine aquí a su templo en Mayapura para darles esta información, eé que ahora él ya partió de este mundo pero pensé que quizás ustedes quisieran conocer esta historia acerca de su y de mi querido Srila Prabhupada.


Si desea enviar una KrishnaCard(tm) de Srila Prabhupada, favor de visitar: www.krishnacards.com/cgi-bin/search.cgi?prabhupada

©2007 Templo Virtual de ISKCON (trad. al español)
Se permite la libre reproducción exclusivamente a todos los programas de ISKCON, siempre y cuando citen la fuente

Agregue su Mensaje Aquí
Envío:
Negrita Itálica Subrayado Crear hiperenlace Insertar una imagen prediseñada

Usuario: Información de envío:
Esta es un área privada, sólo los Usuarios Registrados y los Moderadores pueden enviar mensajes desde aquí.
Contraseña:
Opciones: Permitir código HTML en el mensaje
Actvar URLs automáticamente en el mensaje
Acción:


Administración

Terminar Sesión

Página Previa

Próxima página