.

Historia de la canción Govinda

Istagosthi Virtual » Noticias y Pasatiempos » Historia de la canción Govinda « Previo Próximo »

Autor Mensaje





Web Servant

Nombre de Usuario: Admin

Mensaje Número: 1709
Registrado: 12-2002
Enviado Domingo, 28 de Septiembre de 2008 - 10:02 am:   

Enviado por Madhava Prasada dd

Historia de la Canción Govinda

Recuerdos de la grabación de las oraciones Govinda, que posteriormente se convirtieron en la canción que usamos para recibir a las Deidades.
Por Harivilasa Dasa

Fue en 1969 y yo era un devoto nuevo, había llegado recientemente a Londres viniendo de París. Ése fue prácticamente mi primer contacto con la Conciencia de Krishna. Había conocido a los devotos en París pero Londres fue el primer templo que visité, Srila Prabhupada había instalado a Sri-Sri-Radha-London-Isvara recientemente y después partió. Fui al templo y Yamuna devi fue la primera devota que encontré. La atmósfera del templo estaba saturada con la presencia de Srila Prabhupada. Durante mi primer y segundo día fui privilegiado con el servicio de limpiar su vyasasana, todo mi cuerpo vibraba con el sentimiento de la presencia de Srila Prabhupada y también podía advertir eso en los devotos, quienes estaban realmente elevados e inspirados. Podía ver la presencia del devoto puro en las palabras, acciones y dedicación de aquellos devotos. Yo era músico y tocaba un instrumento árabe (una especie de guitarra) y lo llevaba conmigo, los devotos decían que iban a grabar un disco de George Harrison, ya habían grabado un disco en Estados Unidos y ahora iban a grabar otro.

Un día George Harrison apareció en el templo para el almuerzo y los devotos me invitaron a participar, después de uno o dos días de estar en el templo conocí a George Harrison de los Beatles, que en esa época era una persona famosa con una trayectoria musical. En realidad mi primer encuentro con los devotos de París estuvo de alguna forma relacionado con George Harrison. Era el gerente de un pequeño espacio macrobiótico en el Centro Norteamericano de París, un día recibí una pequeña nota y la tapa del primer disco Hare Krishna. En la tapa había una explicación de Srila Prabhupada sobre la naturaleza trascendental del Maha-mantra que tomó casi literalmente de su maestro espiritual, Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakura.

Entonces alguien me dio esa tapa y dijo: “estas personas quieren alquilar tu espacio para un programa los domingos por la noche”, leí la nota y me explotó la cabeza completamente y dije: “¡Oh, Dios mío! ¿qué están haciendo los Beatles?”, pensaba que George Harrison había escrito aquello, en ese momento no sabía nada de Srila Prabhupada.

Pensé que los Beatles habían escrito esa explicación y no lo podía creer. Eso era lo más esotérico que había leído en mi vida, hablaban sobre algún mantra trascendental, etc., pensé que habían tomado un LSD inmensamente potente y ahora estaban conduciéndonos en ese viaje. Más tarde descubrí que Srila Prabhupada había escrito el texto y que había un movimiento llamado Hare Krishna, y que George Harrison estaba vinculado a él. Entonces, conocí a George Harrison.

Para mí, esa era una señal de Dios de que yo estaba en el camino correcto. ¿Cómo podía ser que yo, una persona tan insignificante, conociese a George Harrison, una estrella internacional? En mi mente las cosas aún no estaban claras. Tenía la noción de que tal vez él fuese el Guru de toda esa organización.

Entonces George vino para el templo en Bury Place y trajo consigo su guitarra. Yamuna devi, Mukunda, Gurudasa, Syamasundara, Malati y yo, estábamos todos sentados en una pequeña sala con un arreglo humilde. Estábamos tomando prasadam y conversando. Yo estaba realmente fascinado, “¡Esto es increíble!”

George terminó de comer, tomó su guitarra, se sentó al lado de Yamuna devi y comenzó a tocar una combinación de acordes musicales. Él dijo, “estaba pensando en su canción Govinda”. Y mientras tocaba la combinación de acordes musicales preguntó: “¿Qué opinan de esto?”, los devotos dieron sus opiniones. Fue así como empezó a componer la canción Govinda, el primer paso en la creación de la presentación comercial de esa canción trascendental.

Al día siguiente un grupo de diez u once devotos fueron a los Estudios Apple, allí estaban Yogesvara Prabhu, Mukunda, Yamuna, varios otros devotos y yo. Pasamos el día entero en el estudio, fue allí cuando realmente vimos el genio de George Harrison, por la manera en que trabajaba en un estudio de grabación. Estaba construyendo una canción parte por parte. Le pedía a Yamuna que cantara una y otra vez y él seguía grabando “Govindam adi purusam”, y en el coro estaba Yogesvara, Jayahari y yo. También había otros cantando pero no recuerdo todos los nombres, no me acuerdo de todo el mundo. Si no me falla la memoria había seis personas de pie cantando. [Nota de Lilananda Dasa: Según Yogesvara Prabhu, Tamal Krishna Goswami también estaba presente, en la foto en los Estudios Apple Tamal Krishna está atrás de Malati y Yogesvara atrás de Syamasundara, quien está detrás de George Harrison.]


George Harrison trajo una orquesta de seis u ocho personas para tocar instrumentos de cuerdas y él tocó la guitarra, él estaba haciendo la mezcla y el balance y tenía treinta y tres pistas para mezclar. Fue muy, muy estimulante. Vimos que él era un hombre creativo, un artista. Su pincel de pintor era su mente creativa y la tela eran sus treinta y tres pistas y la propia mezcla. Recuerdo que había contratado músicos, en determinado momento me miró y dijo: “ven aquí, trae tu instrumento, trae tu instrumento”. Nos sentamos uno al lado del otro, él tomó mi instrumento árabe, lo observó un poco y me lo devolvió. Luego tomó su guitarra y comenzó a tocar algo y me preguntó: “¿puedes tocar esto?”, y yo toqué. Tocó otro arreglo y me preguntó, “¿puedes tocar esto?”, funcionó muy bien pues mi instrumento estaba hecho para tocar ese tipo de sonidos. Él notó que esos sonidos eran perfectos para este instrumento, entonces decidió grabarme tocando. Antes él ya había grabado a Syamasundara tocando el esraj, el violín indio y después me hizo tocar a mí. Toqué dos o tres veces.

Estaba fascinado por todo aquello, ¡George Harrison sentado conmigo pidiéndome tocar algo!, lo que en verdad me impresionó es que él era realmente un caballero muy delicado en la manera en que hablaba con las personas, no tenía que extraer cosas de las personas o hacerlas sentir incómodas de alguna manera. A cierta hora todos nos sentamos para comer sándwiches vegetarianos, en ese momento llegó su esposa. Fue realmente un día agradable, al día siguiente volvimos para oír lo que había hecho. Quedamos muy impresionados con su trabajo, luego pulió la canción más y más, antes de lanzarla.

La grabación de las oraciones Govinda fue un sincero esfuerzo de los devotos por glorificar a Krishna y a Prabhupada, fue una experiencia muy trascendental. Este evento me convenció de que la Conciencia de Krishna estaba realmente conquistando al mundo. George Harrison tuvo un tremendo impacto en la juventud mundial, por lo menos en los jóvenes que yo conocía.

Poco tiempo después, en Los Angeles, Srila Prabhupada oyó la grabación por primera vez. Los devotos dijeron que él lloró y dijo: “Toca esta canción todas las veces que recibamos a las Deidades”.

Vea aquí un video de la canción: http://www.youtube.com/watch?v=5GIQTuUJwwA&feature=related

FIN

Agregue su Mensaje Aquí
Envío:
Negrita Itálica Subrayado Crear hiperenlace Insertar una imagen prediseñada

Usuario: Información de envío:
Esta es un área privada, sólo los Usuarios Registrados y los Moderadores pueden enviar mensajes desde aquí.
Contraseña:
Opciones: Permitir código HTML en el mensaje
Actvar URLs automáticamente en el mensaje
Acción:


Administración

Terminar Sesión

Página Previa

Próxima página