.

Quemar incienso puede provocar cancer

Istagosthi Virtual » Foro General » Quemar incienso puede provocar cancer « Previo Próximo »

Autor Mensaje





Madhava Prasada (HDG)

Nombre de Usuario: Madhavap

Mensaje Número: 140
Registrado: 02-2003
Enviado Martes, 28 de Noviembre de 2006 - 02:29 am:   

Estimados devotos:
PFAMHR TLGASP

Este artículo ha sido traducido y publicado a pedido de Su Santidad Srila Hrdayananda das Goswami.

ys
Dhira Gauranga das

quote:

National Cheung Kung University
Bulletin of Environmental Contamination and Toxicology
(Boletín de Contaminación Ambiental y Toxicología)

Quemar incienso expone a las personas a niveles peligrosos de humo cargado con químicos causantes de cáncer.

La práctica de quemar incienso, es una popular ayuda en la meditación y la medicina utilizada frecuentemente por budistas, hinduístas y cristianos en sus hogares y lugares de adoración.

Los niveles de un químico que se cree que causa cáncer de pulmón fueron 40 veces mayores en un templo mal ventilado en Taiwan que en hogares donde las personas fuman tabaco. La quema de incienso también crea más polución que el tránsito vehicular en una intersección local.

Ofrenda de humo

El equipo de Lin colectó muestras de aire de adentro y de afuera de un templo en la ciudad de Taiwan y las comparó con muestras tomadas de una intersección de tránsito vehicular. Encontraron que dentro del templo había muy altas concentraciones de hidrocarburos policíclicos aromáticos (PAH), un gran grupo de químicos altamente carcinogénicos que son liberados cuando ciertas sustancias son quemadas.

Los niveles totales de PAH dentro del templo, fueron 19 veces mayores que afuera y levemente mayores que en la intersección. “Debido a la deficiente ventilación en los templos y a la acumulación producida por la quema incesante de incienso, no estamos sorprendidos por estos resultados”, dijo Lin.

Un PAH llamado benzopireno el cual se creé que causa cáncer de pulmón en fumadores, fue encontrado en grandes cantidades dentro del templo. Los investigadores compararon los niveles de benzopireno dentro del templo con otras áreas internas y encontraron que eran hasta 45 veces más altas que en hogares donde los residentes fumaban tabaco y hasta 118 veces mayores que en áreas internas donde no había fuentes de combustión, como fuegos para cocinar.

“Las concentraciones de PAH dentro del templo, dependen de cuantos visitantes vienen a adorar ese día. Durante algunas de las ceremonias principales, cientos o incluso más de mil palitos de incienso son prendidos al mismo tiempo” dijo Lin.

“A veces la visibilidad es tan baja, que uno no puede ver claramente a través de la sala. Estamos preocupados por la salud de aquellos que cuidan los templos”.

En suspensión

El equipo de Lin también revisó los contaminantes conocidos como partículas totales en suspensión (TSP), un rango de partículas de similar tamaño que en su mayoría provienen de emisiones provocadas por actividad humana.

Encontraron que las concentraciones de TSP dentro del templo fueron tres veces mayores que en una intersección de tránsito vehicular y 11 veces mayor que afuera del templo. Estas concentraciones, exceden los niveles estandar de “seguridad” para aire ambiente, establecidos en la legislación de Taiwan.

Ahora, Lyn espera trabajar con expertos en salud pública para observar qué cantidad de carcinógenos alcanza los pulmones de las personas en los templos. Planea estudiar la relación entre las concentraciones de PAH en el aire y la concentración de metabolitos PAH en la orina de los cuidadores de los templos.

Revista de referencia: Bulletin of Environmental Contamination and Toxicology (Vol 67, p 332)


FIN

Agregue su Mensaje Aquí
Envío:
Negrita Itálica Subrayado Crear hiperenlace Insertar una imagen prediseñada

Usuario: Información de envío:
Esta es un área privada, sólo los Usuarios Registrados y los Moderadores pueden enviar mensajes desde aquí.
Contraseña:
Opciones: Permitir código HTML en el mensaje
Actvar URLs automáticamente en el mensaje
Acción:


Administración

Terminar Sesión

Página Previa

Próxima página